APORTES A LA CIENCIA XIX

APORTES A LA CIENCIA XIX gy ccdargasper I Cleopar. R 12, 2016 8 pagcs APORTES A LA CIENCIA SIGLO XIX pedro castello y Ginestá (1770-1850) (figura 18), cirujano castrense, fue catedrático de los Colegios de Cirugía de Santiago de Compostela, Barcelona y San Carlos de Madrid. Acertó a curar a Fernando VII de un ataque de gota, que los médicos de la Corte no habían logrado allviar, pasando de disidente encarcelado por el Rey a ser su cirujano personal. Desde su nueva posición de favor real, Castelló propone al Rey reglamentos y leyes que permiten a la Medicina adoptar un modelo unitario y completo.

La reforma inicia sus pasos el 30 de Junio de 1827 con la creación de la Real Junta Superior Gubernativa de Medicina y Cirugía, siendo Pedro Castelló vocal. Se alcanza de esta forma en España la fusión entre la medicina y la cirugía, que se produce de forma definitiva al unificarse los Colegios las Universidades en 1843. org En cuanto a las aport o . Sv. ipe to View comenzan a aparece osteoarticular. Leona cirujano militar duran bai estro país obre patología n Tarragona y fue endencia, llegando a ser cirujano de cámara del Rey de España. Galli

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
tuvo una especial rientación hacia la Traumatología.

En 1795 publica su trabajo «Nuevas indagaciones sobre las fracturas de la rótula y de las enfermedades que con ella tienen relación, especialmente la transversal». Muchos historiadores consideran a Galli como el introductor en España de la Traumatología experimental, debido a su sistemática de estudio. Inglaterra tuvo grandes figuras quirúr Swipe to vlew next page quirúrgicas, que realizaron importantes aportaciones al conocimiento de la patología musculo esquelética. Londres y Dublín se convirtieron en focos de sabiduría quirúrgica en el siglo XIX.

Entre los científicos que destacaron se encuentran: Abraham Colles (1773-1843) irlandés, fue profesor de cirugía en el Colegio de Cirujanos de Dublín. Es conocido por la descripción en 1814 de la fractura de la extremidad distal del radio que lleva su nombre. Sir Benjamin Brodie (1786-1862), cirujano del Hospital St. George de Londres publicó en 181 8 su libro «Sobre las Enfermedades de las Articulaciones» en el que correlaciona aspectos patológicos y clínicos de las enfermedades articulares. Describió la artritis séptica de la cadera infantil y la asociación entre artritis y gonorrea.

En 1 832 describió el absceso óseo que lleva su nombre. En 1843 introdujo el examen Fellowship del Colegio Real de Cirujanos. James Syme (1799-1870) fue catedrático de cirugía en Edimburgo. Es conocido por la introducción de la amputación a nivel del tobillo que lleva su nombre. Robert William Smith (1807-1873) fue catedrático de cirugía en el Trinity College de Dublín. Escribió el libro «Un Tratado de las Fracturas en la Cercanía de las Articulaciones, y sobre ciertas formas de luxaciones congénitas». Es conocido por la fractura de Smith y por sus aportaciones sobre la neurofibromatosis y el neuroma.

William John Little (1810-1894) fue uno de los fundadores del Royal Orthopaedic Hospital. Publicó un trabajo sobre la parálisis espástica con paraplejia, que se denominó «enfermedad de Little» denominó «enfermedad de Little» Sir James Paget (1814-1899) (figura 20), ejercía la cirugía en el Hospital San Bartolomé de Londres. Es pionero en la investigación anátomo e histopatológica de las enfermedades esqueléticas. Describe y caracteriza varias enfermedades primarias del hueso, y sobre todo la que lleva su nombre «enfermedad ósea de Paget» Joseph Lister (1827-1912) estudió en el Hospital Universitario e Londres.

Lister es conocido por la introducclón de la antisepsia quirúrgica con ácido carbólico. Pronto quedó claro que esta práctica tenía un efecto drástico en la reducción de complicaciones infecciosas. Trabajando como cirujano en Glasgow, observó que las fracturas cerradas raramente se infectaban, mientras que las fracturas abiertas con frecuencia producían pus, por lo que dedujo que algún elemento contenido en el aire era el responsable de la producción de la infección. Al conocer los trabajos de Pasteur supuso que este elemento productor de pus eran los microorganlsmos de los que éste hablaba.

Para evitar la proliferación de las bacterias en los tejidos aplicaba sobre la herida ácido carbólico, obteniendo una disminución de la tasa de infecciones. Tras la publicacion de sus estudios, tuvieron que pasar varios años hasta que la comunidad científica los aceptase, pero los resultados de la antisepsia de Lister acabaron convenciendo a los más escépticos* Hugh Owen Thomas (1834-1891) (figura 21) es considerado como el padre de la ortopedia británica. Desa-rrolló muchas nuevas técnicas e instrumentos quirúrgicos. ropuso el reposo prolongado como tratamiento de las articulaciones tuberculosas, ara lo 31_1f8 Propuso el reposo prolongado como tratamiento de las articulaciones tuberculosas, para lo que diseñó un gran número de férulas, destacando la llamada férula de Thomas, que aún se utiliza en muchos hospitales para el tratamiento de las fracturas de fémur. El uso de la férula de Thomas durante la primera guerra mundial para el traslado de los heridos permitió disminuir la mortalidad de las heridas de bala en el fémur del 80 al 20%.

Describió la maniobra para detectar el flexo oculto de la cadera (test de Thomas). Harold Bennett (1837-1907) describió en 1 882 la fractura- uxación de la base del primer metacarpiano que lleva su nombre. También se le atribuye la introducclón de la antisepsia de Lister en Dublín. Sir William Macewen (1848-1924) estudió en Glasgow. Sus principales aportaciones a la Traumatología y Ortopedia consistieron en la realización y descripción de varias osteoto- mías. También se le atribuye la divulgación de los injertos óseos.

La historia militar y de la medicina han estado con frecuencia relacionadas. Los campos de batalla han proporcionado a los médicos muchas oportunidades para encontrar métodos lternativos para el tratamiento de las fracturas y la curación de las heridas. Durante las guerras napoleónicas del siglo XVIII y XIX, los progresos más importantes se hicieron en el tratamiento de las fracturas abiertas y cerradas. Los cirujanos franceses realizaron importantes aportaciones a la naciente Traumatología: Dominique Jean Larrey (1766-1842) (figura 22), fue cirujano general del Gran Ejército de Napoleón.

Larrey realizó 200 amputaciones en un período de 24 horas tras la batalla de Borodino en la Larrey realizó 200 amputaciones en un período de 24 horas ras la batalla de Borodino en la campaña de Moscú (5-6 sept. 1812), consiguiendo disminuir las tasas de mortalidad quirúrgica. Larrey defendía la necesidad del desbridamiento quirúrgico, la amputación precoz y la cirugía inmediata para las fracturas abiertas. El Barón Guillaume Dupuytren (1777-1835) fue cirujano jefe del Hospital de Dieu.

Realizó importantes innovaciones quirúrgicas aunque no fue un científico apreciado en su ambiente debido a su agresividad y marcada antipatía. Francois Percy, cirujano contemporáneo de Dupuytren lo describe como «el primero ntre los cirujanos, el último entre los hombres’ . La pnncpal aportación de Dupuytren a la Traumatología fue la descripción de la retracción de la fascia palmar que lleva su nombre. También realizó trabajos sobre luxación congénita de cadera, la formación del callo defractura, el signo de Trendelenburg, etc.

Dupuytren (figura 23) fue uno de los creadores del método anatomoclínico. El primer caso de fijación externa fue publicado en 1840 por Malgaigne (1806-1865) con su descripción de un clavo percutáneo con tirantes circulares alrededor de la tibia. En 1843 Malgaigne presentó un dispositivo para conseguir la reducción y estabilización de una rótula fracturada mediante una pinza con cuatro dientes. Claude Bernard (1813-1878) (figura 24), profesor de la Sorbona, contribuyó con su pensamiento fisiológico a cambiar la forma de entender la Medicina y la Cirugía.

Su libro «Introducción al estudio de la medicina experimental» (1865) constituye el paradigma del método científico aplicado a la medicina. Louis Pasteu experimental» (1865) constituye el paradigma del método científico aplicado a la medicina. Louis Pasteur (1822-1895) estableció firmemente la teoría icrobiana, demostrando que las bacterias son las responsables de las infecciones, y la forma de eliminar a las bacterias productoras de la fermentación. También descubrió la forma de producir inmunidad inoculando cultivos atenuados de determinadas bacterias.

En homenaje a los trabajos de Jenner, denominó vacunación a este sistema. Desarrolló un sistema para evitar el desarrollo de la rabia en conejos y lo aplicó a un paciente que había sido mordido por un perro rabioso, que sobrevivió. Jean-Martin Charcot (1825-1893), internista francés es conocido por sus estudios neurológicos. También realizó contribuciones al estudio de la patología articular. Escribió una tesis distinguiendo la gota, la artritis reumatoide y la artrosis. También describió la artropatía que lleva su nombre, «‘artropatía de Charcoti’.

Louis Xavier Edouard Leopold Ollier (1830-1900) realizó varias aportaciones interesantes al campo de la Traumatología y Cirugía Ortopédica, además de describir la condrodisplasia que lleva su nombre. Sugirió que el crecimiento óseo puede inhibirse resecando la placa epifisaria y que esto era útil para corregir ciertas deformidades. Fue un pionero en la utilización de injertos seos. Charles Bouchard (1837-1915) (figura 25) fue catedrático de Patología y Terapéutica General de Paris.

Realizó varias aproximaciones al estudio del artritismo, distinguiendo entre discrasias ácidas (oxaluria, raquitismo y osteomalacia), discrasias lipógenas y enfermedades precip tantes. pierre raquitismo y osteomalacia), discrasias lipógenas y enfermedades precipitantes. Pierre Marie (1853-1940) fue catedrático de neurología en Salpetriere. Describió la disóstosis cleido-craneal y la espondilitis anquilosante. Realizó numerosas aportaciones en el campo de la Neurología. Tambien destacaron por sus contribuciones los autores alemanes: Joh Fr.

Dieffenbach (1794-1847), profesor en Berlín, fue un pionero realizando alrededor de 1841 los primeros enclavados intramedulares utilizando para ello piezas de marfil, su técnica se difundló con el nombre de «operaclón de Dieffenbach». Richard Von Volkmann (1830-1889) nació en Sajonia. Describió la contractura y parálisis isquémica que lleva su nombre. También fue el primero que introdujo los métodos antisépticos de Lister en Alemania. Eduard Albert (1 841-1900) es conocido por introducir el término «artrodesis». También describió la bursitis aquilea, la sinovectomía y la escoliosis ciática.

Friedrich Trendelenburg (1844-1924) describió el signo y la marcha que llevan su nombre. Dlseñó también una mesa quirúrgica. Otros autores europeos que contribuyeron al desarrollo de la Traumatología y Cirugía Ortopédica en el siglo XIX fueron: Giovanni Battista Monteggia (1762-1815) fue cirujano y catedrático en Milán. Su contribución a la Traumatología consistió en la descripción en 1814 de la fractura que lleva su nombre, la «fractura de Monteggia». Antonius Mathysen (1805-1878) fue un cirujano militar holandés ue tiene el mérito de haber diseñado un método para cubrir y empapar las vendas de algodón con yeso.

La ventaja que ello suponía era la posibilidad de disponer de una forma de e de algodón con yeso. La ventaja que ello suponía era la posibilidad de disponer de una forma de estabilización rápida que pudiese utilizarse en el campo de batalla, y que permitiese el traslado del herido. Theodor Kocher (1841-1917) fue catedrático de cirugía en Berna. Es conocido en el mundo de la Traumatología por su método para reducir la luxación de hombro y por la descripción de varios bordajes quirúrgicos. También diseñó algunos instrumentos quirúrgicos.

Las aportaciones científicas de los autores estadounidenses, aunque escasas en comparación con las aportaciones europeas, supusieron el germen que ocasionó el despegue de la ciencia ortopédica en Estados Unidos. Entre estos autores destacan: John Rhea Barton (1794-1871) nació en Lancaster, Pensilvania. Entre sus aportaciones a la Ortopedia destaca por introducir distintos tipos de osteotomías. Realizó también osteosíntesis con alambre en fracturas de rótula. En 1835 describió la fractura de adio distal que lleva su nombre. Lewis A.

Sayre (1820-1900) fue profesor de cirugía en la Escuela de Medicina y Cirug(a de New York y profesor de ortopedia de la Escuela Médica del Hospital Bellevue. Esta fue la primera cátedra de Cirugía Ortopédica en EE. UU. Entre sus obras destacan: «A practical manual of the treatment of club foot», » Lectures on orthopedic surgeryi’ William Morton (1819-1868) fue el primero en ofrecer una demostración pública de cirugía sin dolor, utilizando éter sulfúrico. En pocos años, la nueva técnica anestésica se había difundido por toda América y Europa* 81_1f8