Antescedentes de europa antes del siglo xv

Antecedentes de Europa antes del siglo XV: A finales del siglo XV Europa se encontraba en un proceso historico cuyos elementos, en grados muy diversos, se entrelazaron para hacer posible la expansion del Viejo Mundo hacia territorios ignorados y el dominio de nuevas poblaciones por los habitantes del Viejo Continente.

Asi, aunque el descubrimiento de America fue hecho a nombre de la Corona espanola, y aunque al frente de la primera expedicion iba un marino italiano, no es posible captar los motivos del descubrimiento ni los diversos factores que contribuyeron a hacer realizables los largos viajes de los descubridores y a dotar de energias y recursos a quienes se encargarian de vencer y dominar a los pueblos indigenas de las zonas recien encontradas, sin atender brevemente al conjunto de la situacion europea de finales del siglo XV1.

La sociedad europea de la Edad Media ha sido caracterizada como una sociedad feudal, en la que la organizacion politica se baso en relaciones personales de fidelidad y vasallaje entre senores, y la vida economica en la produccion agraria de senorios rurales y en menor grado en las manufacturas elaboradas por gremios artesanales urbanos. Todos estos elementos se encontraban en profunda crisis a finales de la

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
Edad Media.

El senorio, unidad economica agraria fundada en la explotacion gratuita, por parte de la nobleza, del trabajo de los campesinos, que estaban obligados a prestar a aquella diversos servicios laborales y a pagar tributos y rentas de varias clases, habia sentido desde el siglo XIII el impacto del desarrollo de las ciudades. El crecimiento de las actividades urbanas revitalizo la circulacion monetaria en el sector rural, aumento las necesidades de ingresos liquidos de la nobleza y ofrecio un mercado creciente para los productos del campo.

Al mismo tiempo socavo las bases de la servidumbre campesina, al ofrecer a los trabajadores rurales un eventual refugio y el logro de la libertad. La crisis economica que se extendio por el occidente europeo a mediados del siglo XIV aumento las dificultades de los senorios: hambrunas y pestes disminuyeron drasticamente la poblacion, estrechando el mercado para los productos rurales y haciendo muy escasa la mano de obra campesina.

Ante esta situacion, los senores intentaron en muchos casos aumentar la explotacion de siervos y campesinos libres y elevar las rentas de la tierra, lo que condujo a una violenta oleada de revueltas campesinas, que si no amenazaron directamente el orden senorial, pusieron al menos en crisis algunos de sus rasgos mas odiosos y condujeron a adecuar en alguna medida el sector rural a las exigencias de un nuevo sistema economico.

La oferta de mejores condiciones hecha por los senores para atraer campesinos a sus tierras y la violencia ejercida por los habitantes rurales se unieron para cambiar radicalmente la situacion del campo, hasta tal punto que para finales del siglo XV habia desaparecido ya casi completamente la servidumbre de la gleba en los paises de Europa Occidental, es decir, habia terminado la obligacion de permanecer atado al suelo del senor y ligado a este por una relacion de dependencia personal.

Por supuesto, la estructura social siguio siendo rigurosamente jerarquica, y los senores conservaron el derecho a recibir de los campesinos rentas, tributos u otras clases de beneficios de origen feudal. En las ciudades, la crisis economica, que se prolongo durante la segunda mitad del siglo XIV y gran parte del siglo XV, condujo a una acentuacion de las restricciones gremiales tradicionales. Para mantener los precios y proteger la produccion se apelo a una reglamentacion cada vez mas detallada de las labores artesanales e incluso a la reduccion de las cantidades producidas.

Al mismo tiempo, las oligarquias urbanas, formadas por familias de comerciantes, financistas o maestros artesanos exitosos, perdieron interes en las actividades artesanales y comerciales, ahora menos lucrativas, y orientaron gran parte de su energia y sus ingresos a la compra de tierras, a la busqueda de oportunidades de ennoblecimiento y a actividades de consumo suntuario. Estas ultimas dieron pie para el florecimiento de las artes en muchas de las ciudades de la baja Edad Media; el «renacimiento» estuvo asi ligado a las dificultades economicas de este periodo de crisis.