ANALISIS DE CIVIL

ANALISIS DE CIVIL gyjairoreyesgarcia7 cbenpanp 10, 2016 12 pagcs UNIVERSIDAD TECNOLOGICA DE HONDURAS Asignatura: Derecho Civil 1 Tema: La Tutela y Curatela Catedrático. Abg. Arturo Alvarado Alumno: Jairo Reyes Lugar y Fecha: San Pedro Sula 8 de diciembre del 2015 índice 1) Portada. 2) (ndlce. 3) Introducción. 4) Objetivo General. 5) Objetivo Específico. 6) La Tutela. 7) curatela. 8) Imágenes. 9) Conclusiones. la patria potestad, es incapaz de gobernarse por sí mismo por ser menor de edad o estar declarado como incapacitado.

Según la legislación de cada país, la tutela puede ir o no compañada de las siguientes figuras: 1 Consejo de Familia, integrado por ascendientes directos del menor que ejercen las funciones de tutelaje o de defensores del menor. En otros países estas funciones las realiza el defensor judicial o el juez. 2. El defensor judicial que, con independencia de a quién se encomiende la tutela, vigila el cumplimiento de las obligaciones del tutor en beneficio del tutelado. 3.

Tutela compartida por dos o más tutores. Ésta se permite en algunas legislaciones y se aconseja que uno de ellos gestione la tutoría de la persona y otro la del patrimonio Todo menor de edad que no se halle bajo la patria potestad,

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
quedara sujeto a la tutela y esta se encargara para su cuidado y también el cuidado de los bienes del menor, también quedara sujeto a tutela aunque este fuere mayor de edad, el que hubiere Sldo declarado en estado de interdicción, si no hubiese padres.

La tutela lo que se encarga es de proteger al menor junto con sus bienes si este tuviere alguno. La tutela tiene que ser ejercida por un tutor y protutor cuyos cargos son personales. La tutela y pro tutela son cargos públicos que a cuyo desempeño están obligadas odas las personas que se encuentren en pleno goce de sus derechos. La tutela puede ser legítima, testamentaria y judicial.

La tutela testamentaria se instituye 2 OF V tutela testamentaria se instituye en cualquiera de los siguientes casos: Por el padre o la madre sobreviviente, para los hijos que estén bajo su patria potestad, del padre al hijo que se encuentre en el vientre materno para el caso que nazca vivo y que la madre muera sin nombrarle tutor, por el abuelo para sus nietos que estén que estén bajo su tutela legitima, por cualquier testador que instituya heredero o legatario, por el adoptante o adoptantes ue designe herederos o legatario a su hijo adoptivo.

Los padres y los abuelos, en su caso, pueden nombrar un tutor para todos o varios de sus hijos o para cada uno de ellos. La tutela legítima debe tener el siguiente orden. 1) Al abuelo paterno; 2) Al abuelo Materno; 3) A la abuela paterna; 4) A la abuela materna. Y a los hermanos del pupilo y a los tíos sin distinción de sexo. La línea materna siempre será preferida a la paterna de los hijos fuera del matrimonio, sin embargo el juez puede elegir a la familia que reúna los mejores requisitos y familiaridad para la tutela del menor.

La tutela judicial procede al momento del nombramiento de un juez cuando no haya tutor testamentario ni legítimo. La tutela de los mayores de edad corresponde: El conyugue, Al padre y la madre, A los hijos mayores de edad y a los abuelos. Si hallándose en el ejercicio de tutor legitimo o judicial apareciere el testamentario, se transferirá inmediatamente a este la tutela. Los meno V judicial apareciere el testamentario, se transferirá inmediatamente a este la tutela. Los menores que ya hayan cumplido los dieciséis años, debe asociarlos el tutor en la administración de los bienes para su información y conocimiento.

El protutor intervendrá en las funciones de la tutela, para asegurar su recto ejercicio y la designación del protutor se hará de la misma manera que la del tutor. El protutor está obligado a intervenir en el inventario y evaluó de los bienes del menor, a defender los derechos del menor en juicio y fuera de él, siempre que esté en oposición con los intereses del tutor; a intervenir en la rendición de cuentas del tutor, y a intervenir en las demás atribuciones que le señale la ley. En caso de haber conflicto entre vanos pupilos que estén sujetos a una misma tutela, el juez les ombrara tutores específicos.

Cuando no se haya nombrado tutor y protutor para el cuidado del menor el juez a solicitud del ministerio público deberá dictar providencias necesarias para el cuidado del menor o incapacitado y también de sus bienes. Los directores o superiores de los establecimientos de asistencia social, que acojan a menores o incapacitados, serán los tutores y representantes legales de ellos, desde el momento de su ingreso y su cargo no necesita discernimiento. Los institutos de asistencia pública pueden confiar al menor a personas con una gran moralidad que dispongan de medios económicos para roporcionarles alimentos, instrucción y educación.

La dir 40F de medios económicos para proporcionarles alimentos, instrucción y educación. La dirección del establecimiento siempre debe de estar atenta de cómo se está llevando la vida con las personas que él está viviendo. Las facultades de los tutores, respecto a los bienes del menor o incapacitado tuviere fuera de la república, se ejercitaran conforme a la ley del país que dichos vienes se hallan situados. No pueden ser tutor ni protutor: La personas menores de edad y los que estén incapacitados.

La persona que haya sido condenada or robo, hurto, estafa, falsedad, delitos contra la libertad e integridad física, psicológca y sexual de las personas por penas de dos años etc. Quien hubiere sido removido de otra tutela, no hubiere rendido cuentas de la administración. La persona que consuma drogas y que presente una mala conducta. El fallido o concursado y que no haya terminado su rehabilitación. Quien tenga pendiente un litigio propio. Quien haya perdido el ejercicio de la patria potestad o la administración de los bienes de sus hijos. El acreedor o el deudor del niño con cantidad apreciable en relación con los bienes del niño.

Quien no tenga domicilio en la república. El ciego. El que padezca de enfermedad incurable y contagiosa. El padrastro o madrastra de su hijastro y quienes no sepan leer ni escribir. Los tutores y protutores que padezcan alguna incapacidad de lo anterior serán separados de su cargo inmediatamente por resolución judicial. También serán removidos de los cargos d s OF V separados de su cargo inmediatamente por resolución judicial. También serán removidos de los cargos de tutela y pro tutela las personas que presenten negligencia, ineptitud o infidelidad en el desempeñe de su cargo.

Quienes incitaren al pupilo a la corrupción o al delito. Quienes maltraten al menor. Las personas quienes a sabiendas hayan cometido inexactitud en el inventario y las cuentas del menor. También las personas que se ausenten por un periodo de más de seis meses en el ejercicio de la tutela. Se podrán excusar del ejercicio de la tutela y pro tutela las siguientes personas: Quienes tengan a su cargo otra tutela o pro tutela. Los mayores de sesenta años. Quienes tengan patria potestad de tres o más hijos. Las personas que por sus limitados recursos económicos no puedan mantener a estas.

Los que engan enfermedad que les impida cumplir con los deberes a su cargo y las personas que tenga que salir del país por más de un año. Todas estas personas tienen la excusa de no poder ejercer la tutela o pro tutela. También las personas que no son parientes del menor no están obligadas a ejercer la tutela o pro tutela. El tutor y el protutor no darán inicio a ejercer sus cargos sin antes la autorización del juez. Ninguna tutela podrá ser discernida si no cumple todos los requisitos. El tutor del menor o el incapacitado precederá durante los siguientes treinta días siguientes al inventario y evaluó de los ienes del pupilo.

Cuando ya se haya practicado el inventario el tutor 6 OF V evaluó de los bienes del pupilo. Cuando ya se haya practicado el inventario el tutor y el protutor quedan solidariamente obligados a promover la constitución de la garantía, salvo que no haya bienes. Cuando con posterioridad al discernimiento de la tutela, sobrevenga o se descubra causa que haga obligatorio la caución, lo hará saber al juez, el propio tutor o el protutor, o el ministerio público, para el efecto de la constitución de la garantía.

En la garantía deberá asegurarse: El importe de los bienes muebles ue reciba el tutor; el promedio de la renta de los bienes, en los últimos tres años anteriores; las utilidades que durante un año pueda percibir el pupilo de cualquier empresa. La garant(a deberá aumentarse o disminuirse según aumente o disminuya el valor de los bienes expresados o el de las cosas en que aquella este constituida. La garantía deberá consistir en hipoteca, prenda o fianza otorgada por alguna institución bancaria o legalmente autorizada para el efecto.

La garantía prendaria que preste el tutor, se constituirá depositando los efectos o valores en una nstitución de crédito autorizada para recibir depósitos y a falta de ella en una persona de notorio arraigo. El juez fijara, a solicitud y propuesta del tutor, la pensión alimenticia, de acuerdo con el inventario y las circunstancias del pupilo, sin perjuicio de alterarla, según el aumento o dlsminución del patrimonio y otros motivos que apreciara el tribunal. El tutor durante su primer mes de ejercer el cargo patrimonio y otros motivos que apreciara el tribunal.

El tutor durante su primer mes de ejercer el cargo, tendrá que someter a la aprobación del juez el presupuesto que utilizara en la administraclón de él. Todo tipo de joyas como alhajas, muebles preciosos, bonos, acciones de valores tendrán que ser depositadas en un establecimiento autorizado por la ley para recibir depósitos. El tutor también le apetece ayudar al menor en lo que quiera estudiar a lo que él tenga aptitud y que el desee estudiar y si este ya hubiese estado estudiando una carrera antes de que el tutor empezara a ejercer la tutela del menor no podrá hacer que el la cambie sin una autorización del juez.

El pupilo debe tener respeto hacia el tutor debe respetarle como SI este fuese su padre, ya que este tiene las facultades de los adres, con las limitaciones que la ley establece. El tutor necesita autorización judicial para: Enajenar o gravar bienes inmuebles o derechos reales del menor o incapacitado el tutor debe tener una autorización del juez para realizar cualquier cambio en la administración de los bienes del menor. También para tomar dinero mutuo deberá de tener la autorización judicial.

Para cualquier movimiento que dese hacer en la administración de los bienes del menor el tutor necesitara la plena autorización del juez. Toda venta de valores comerciales o industriales que deseen hacer la podrán hacer extrajudicialmente siempre y uando no sea menor que el precio de mercado de lo que deseen vend extrajudicialmente siempre y cuando no sea menor que el precio de mercado de lo que deseen vender. El tutor será el responsable de los intereses legales del menor o incapacitado, cuando por omlsión o negligencia, quedare improductivo y sin empleo.

El tutor no puede por ningún motivo liquidar la empresa de su pupilo sin autorización judicial, ya que esta forma parte del patrimonio del menor o variar el comercio o industria a que este o sus causantes hubiesen estado dedicados. El tutor también tiene prohibidos los actos siguientes: contratar por sí o or interpósita persona, con el menor o incapacitado tampoco aceptar créditos contra él, derechos o acciones a no ser que resulten de subrogación legal. Disponer a titulo los bienes del menor o Incapacitado.

Tampoco aceptar donaciones del ex pupilo, sin estar aprobadas y canceladas las cuentas de su administración salvo cuando el tutor fuere ascendiente, conyugue o hermano donante. Hacer remisión voluntaria del pupilo. Aceptar la institución de voluntario o beneficiario en seguros a su favor provenientes de su pupilo. El tutor no puede reconocer a hijos del el pupilo, si no con el consentimiento expreso de ste. Durante el ejercicio de la tutela el protutor está obligado a defender los derechos del menor o incapacitado.

La tutela y la pro tutela dan derecho a una retribución anual que no bajara del cinco y no excederá del quince por ciento de las rentas y productos líquidos de los bienes del menor cuando la retribución no h las rentas y productos líquidos de los bienes del menor cuando la retribución no hubiese sido fijada quedara en potestad del juez para así poder dársela al tutor. Cuando el tutor el Pro tutor hubiesen sido removldos del cargo por su culpa no tendrán derecho retribución alguna. El tutor está obligado a llevar cuenta exacta de su y documentada de toda la administración de los bienes del menor.

Al final deberá presentar una memoria que resuma los actos llevados a cabo. El tutor también debe rendir cuentas anuales de la administración de su pupilo y al concluirse la tutela y al cesar en su cargo. La rendición de cuentas anuales se hará ante el juez con intervención del protutor y del ministerio público. La rendición de cuentas final se hará por el tutor y sus herederos al ex pupilo o a quien lo represente, dentro de sesenta días contados desde que termino el ejercicio de la tutela.

El tutor que sustituya a otro está obligado a exigir la entrega de bienes y la rendición de cuentas al que ha precedido, en caso de no hacerlo es responsable de los daños y perjuicios que por omisión se siguieren al pupilo. Las cuentas deberán ir acompañadas de los documentos justificados. Solo podrán excusarse los gastos en los cuales no se acostumbre a recibir recibo. Los gastos de la rendición de cuentas correrán a cargo del menor o incapacitado. Todo tutor concluida la tutela está obligado a entregar bajo inventario todos los bienes al menor o incapacitado. El saldo las cuentas que resulte a favor 2