análisis

análisis gy Kurosa»uanatsu ctcnpanR IC, 2016 | S pagos La paz no es únicamente la ausencia de guerra o violencia, sino el fortalecimiento de los aspectos positivos que la edifican, como son la armonía, la cohesión, la colaboración y la integración. —Johan Galtung No es que sea izquierdista, ni de derecha, sino un Individuo dentro de la gran masa que piensa racional y objetivamente sobre las posibles soluciones que se puedan prestar para un país como Colombia. Los colombianos nos quejamos de todo e incluso, de nada.

Del por qué el político no cumple las ropuestas establecidas, que no nos hemos visto beneficiados de alguna forma, “¿por qué a ellos y a nosotros no? ” , siempre cayendo en el error de señalar al otro sin preguntarse “¿Y yo qué he hecho por mi país? “. La alitica es el medio de organización orden ni para un Pals, porque ors Swp to page límites y el mejorami to to View colaboración de todo sin ca individualismo. Es cie de que el más rico, tr he rse a partir de la , la mediocridad y el basado en la política ras que el pobre se quede allí donde siempre ha estado.

En los últimos

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
doscientos ños, se ha presentado desigualdad en la educación, la vivien vivienda, los servicios públicos, la participación, las oportunidades, la discriminación hacia el campo e incluso el no-cumplimiento de los derechos humanos; Que tanto como hay desigualdad, también se desemboca la pobreza extrema o Indigencia en la que gran parte de la población se ve incluida (aunque los medios manipulan la información a conveniencia para no dar cuenta de), incluso si se dice que el país ha presentado un auge y desarrollo económico durante los últimos años; Que esta pobreza es una e las causas de la violencia, porque no hay otro medio para conseguir más ingresos y la gente se acostumbra a vivir así; Que hay violencia, si, pero el humano no nació violento, sino que fueron las condiciones las que lo volvieron así, como la falta de intervención del Estado, el miedo a las represalias, la injustlcia, la corrupción, entre otros factores negativos; Y también es cierto, que todos aquellos problemas y muchos más, pueden solucionarse progresiva y parcialmente (para no crear falsas esperanzas) si se brinda una educación primaria en los institutos en la familia a la gran mayoría de colombianos para que sepan preguntar, oír e investigar, con tal de no caer en la ignorancia.

La justicia se divide en distributiva, conmutativa y general o legal, según Aristóteles y Sa RI_IFS justicia se divide en distributiva, conmutativa y general o legal, según Aristóteles y Santo Tomás, donde la distributiva es el “reparto de bienes, derechos y obligaciones a cada uno según su mérito o deménto; en cierto sentido excluye la igualdad” (Torre de Babel, N. A), la conmutativa la reciprocidad y la general o legal es el acuerdo con las leyes. En cualquier sociedad se debe de tener una justicia en la cual confiar, porque de otra manera, ésta se disuelve. Debe haber un derecho a la justicia real en donde se hagan valer los derechos del ciudadano mediante algunos procesos, al ser escuchados, tomados en cuenta e informados. Sin embargo, nosotros desconocemos los demás sucesos que están pasando simultaneamente y a los que no se les presta debida atención.

La justicia es aquello que debe generar paz y estabilidad a un país y no discordia y descontento. Colombia tiene todos los órganos necesarios para establecer justicia y sin mbargo, ya no se considera respetable y confiable por su mala administración. Esta disfuncionalidad demuestra que la justicia es cambiante y se ajusta según los intereses de los que están al poder, ya que los ciudadanos no se sienten respetados y mucho menos que las acciones sean castigadas, la impunidad (como los homicidios, la corrupción, las estafa 31_1fS que las acciones sean castigadas, la impunidad (como los homicidios, la corrupción, las estafas, violaciones, entre otros).

Una de las muchas cosas que la justicia debe cumplir es con establecer la Igualdad, “una forma de igualdad material que e denominado igualdad de recursos” (Dworkin, 2003) y para que los distintos acuerdos se logren, debe de haber un diálogo y un acuerdo de ambas partes, “mediante las progresivas tomas de decisiones ‘la justicia alcanza un mayor grado de concreción'” (Pomeda, J. , 2003). Uno de las decisiones importantes que ha tomado Colombia es el Proceso de Paz en la Habana que está teniendo el Estado colombiano y las FARC-EP actualmente como un intento por terminar con el conflicto. Esto necesita no sólo de conversación y acuerdo entre ambas partes, sino la confianza del pueblo olombiano (sin resentimiento) y la capacidad de perdonar a aquellos que hicieron mal.

Las víctimas deberían de estar presentes en los diálogos, ya que también tienen el derecho al habla y a ser informados con la verdad (para llegar a la reconciliación). No todo colombiano está dispuesto a perdonar por más que se haga una reparación (por ejemplo la restitución de tierras para los campesinos). Con esto llegamos a las preguntas: ¿tiene que haber olvido? , ¿Perdonar y olvidar? o ¿per 406 S campesinos). Con esto llegamos a las preguntas: ¿tiene que haber olvido? , ¿Perdonar y olvidar? ¿perdonar sin olvidar? Tanto como el colombiano debe estar dispuesto a perdonar y esperar pacientemente por los resultados que se van dando, el Estado debería disculparse con el pueblo y el victimario debe admitir y aceptar su sanción para que sea justo.

Así habría estabilidad social, económica y política, como Juan Manuel Santos mencionaba en el artículo de Semana “Entrevista con Juan Manuel Santos” (año 2000), teniendo la necesidad de establecer reformas y ser capaz de sacrificar algo (para generar un balance), sin excederse (es decir, no generar mayor impacto n unos que en otros, como lo es bajar el salario mínimo y poder obtener resultados positivos como lo es la creación de empleos y oportunidades). De esta manera se dice: “¿por qué dar lo que no se tiene, al que no lo quiere? (Zoraida, 2006), hay que perdonar lo imperdonable sin rebajarse a la acción del otro, admitir y aceptar las consecuencias que le acarrean, que esto no sea un medio para subir la popularidad del presidente y no tomar la situación como un chiste sino una oportunidad para un país abierto al cambio. Nicolle Herrera SÜFS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *