6

6 gy EIKcvin-AsimbayaMera CleoparIR 12, 2016 30 pagcs MANEJO Y CONSERVACIÓN DE SUELOS Y AGUAS UNIDAD 1 CAPITULO 3 Pág. 1 de 19 ESPE ASA I Capítulo 6 Manejo de suelos sall PACE 1 Resumen to View nut*ge 1 Introducción 2 Composición de las 3 Causas de salinidad les 4 Efectos de la salinidad y sodicidad sobre el suelo y las plantas 5 Medida de la salinidad / sodicidad 6 Manejo de suelos salinos y sódicos 7 Recuperación de suelos salinos y sódicos INTRODUCCIÓN La concentración de sales confiere al suelo unas propiedades muy particulares con efectos muy nocivos para los cultivos.

Se distinguen dos situaciones, según que el catión predominante en el complejo de cambio sea el Na+ o el Ca++. suelos son salino-sódicos. Son suelos tipicos de las regiones de clima seco. Así son abundantes en las reglones áridas como Egipto, Irán, India, Paquistán, Chlna, Ecuador, Perú, Chile, México… A nivel mundial la cifra se eleva a 300/400 de millones, de hectáreas, de ellas una parte importante son consecuencia de las actividades antrópicas (alrededor del 5% de las tierras cultivadas). COMPOSICION DE LAS SALES SOLUBLES En cuanto a su composición, estas sales son el resultado de la omblnación de

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
unos pocos elementos químicos, fundamentalmente: O, Ca, Mg, Na, K, CI, S, C, N. Estos elementos necesarios para la formación de las sales son muy frecuentes en la corteza terrestre. MANEJO Y CONSERVACION DE SUELOS Y AGUAS Pág. 2 de 19 Composición de la corteza terrestre, según Clark (en Oxígeno 13 SiliCi0 26,00 Aluminio 2 0 fisiográficas, dando suelos salinos, son inversamente proporcionales al coeficiente de energía de estos iones.

Coeficiente de energía, según Fersman ANIONES CATIONES N03 0,18 0,36 0,23 Na 0,45 S04 0,66 ca 1,75 C03 0,78 Mg 2,10 Si03 2,75 Al 4,25 5,15 Por tanto, los nitratos, cloruros, sulfatos y carbonatos de iones alcalinos y alcalinotérreos, son las sales que con mayor facilidad han de formarse como consecuencia de la meteorización de la corteza terrestre. Las sales más frecuentem das son: 30 CLORUROS: Naci, cac12, primeros en precipitar, seguidos del sulfato cálcico y no serán considerados dentro del concepto de sales solubles, concepto que se refiere a sales muy solubles, concretamente empiezan a partir del carbonato sódico.

Solubilidades en agua de algunas sales a 200 de temperatura, en gramos/litro CaC03 0,01 Mgc03 0,10 caS04. 2H20 Na2C03 2. 1. 1 Cloruros 71 KN03 50,00 Na2S04. 7H20 195,00 MRS04 4 30 CaC12 + Na2C03 -> 2NaCl (halita) + CaC03 (calcita) tanto el yeso como el carbonato cálcico precipitan y la reacción progresa hacia la derecha. 2. 1. 2 sulfatos El sulfato sódico es frecuente en los suelos salinos. Sus eflorescencias tienen un sabor jabonoso-salado.

Su solubilidad se ve afectada fuertemente por la temperatura, lo que hace que tienda a concentrarse en la superficie del suelo, ya que durante el período cálido asciende a la superficie del suelo formando parte de las eflorescencias (rasgo muy típico de los suelos salinos). Mucho menos tóxica que el sulfato magnésico. El sulfato magnésico es una sal frecuente en los suelos salinos, muy soluble y altamente tóxica. 2. 1. 3 Carbonatos y bicarbonatos Los carbonatos y bicarbonatos sódicos presentan una solubilidad elevada, aunque dependiendo de la temperatura.

Su presencia en suelos en cantidades relativamente elevadas implica condiciones de alcalinidad (pH > 9) debido a la Na2C03 casoa cac03 + Na2soa formación de OH Na2C03 + H20 – 2Na+ + HC03- + OHHC03- + H20 — > H2C03 + OHLa presencia de otras sales solubles en la solución del suelo limita la formación del carbonato y bicarbonato sódico, por lo que estas sales suelen ser bundantes cuando la salinidad total es baja, ya que se pueden producir reacclones como: Na2C03 + MgS04 en las que el cac03 y el M 04 s 0 co solubles V precipitan, La fuerte alcalinidad que originan crea condiciones poco aptas para el crecimiento de los cultivos, pudiéndose presentar efectos desfavorables a concentraciones bajas IASA II 2. 1. 4 Nitratos El nitrato sódico es una sal muy soluble y tóxica, aunque, en general, muy poco frecuente y rara vez supera el 0,05 %. Se han citado en cantidades elevadas en desiertos muy áridos de Chile, Perú, India, Arabia… Otras sales no solubles frecuentes en los suelos salinos

Carbonato cálcico y carbonato magnésico El carbonato cálcico, al ser de muy baja solubilidad, no tienen efectos perjudiciales para las plantas. Es un compuesto muy abundante en suelos. El carbonato magnésico es mucho más soluble que el cálcico, Sln embargo es muy rara su presencia en los suelos. Sulfato cálcico El yeso (CaS04. 2H20) es una sal que por su baja solubilidad tampoco es perjudicial para las plantas. Junto con los carbonatos, es un mineral muy frecuente en los suelos salinos. CAUSAS DE SALINIDAD El proceso de acumulació os suelos con predominio 6 0 del Ca y el Me se antrópicas. 3. 1. Causas naturales En primer lugar pueden proceder directamente del material original.

Efectivamente algunas rocas, fundamentalmente las sedimentarias, contienen sales como minerales constituyentes. Por otra parte, en otros casos ocurre que si bien el material original no contiene estas sales, se pueden producir en el suelo por alteración de los minerales originales de la roca madre. Por otra parte, también las sales disueltas en las aguas de escorrent(a, se acumulan en las depresiones y al evaporarse la solución se forman acumulaciones salinas. Muchos de los suelos salinos deben su salinidad a esta causa. También frecuentemente los suelos toman las sales a partir de mantos freáticos suficientemente superficiales (normalmente a menos de 3 metros).

Los mantos freáticos siempre contienen sales disueltas en mayor o menor proporción y en las regiones áridas estas sales ascienden a través del suelo por capilaridad. En general, MANEJO Y CONSERVACIÓN DE SUELOS Pág. 6 de 19 la existencia de mantos freáticos superficiales ocurre en las depresiones y tierras bajas, y de aquí la relación idad y la topografía. en un suelo se puede producir, en las zonas costeras, por contaminación directa del mar, a partir del nivel freático alino y por la contribución del viento. 3. 1. 2 Contaminación antrópica La salinidad del suelo también puede producirse como resultado de un manejo inadecuado por parte del hombre.

La agricultura, desde su comienzo, ha provocado situaciones de salinización, cuando las técnicas aplicadas no han sido las correctas. La actividad agraria y especialmente el riego, ha provocado desde tiempos remotos procesos de salinización de diferente gravedad: cuando se han empleado aguas conteniendo sales sin el debido control (acumulándose directamente en los suelos o contaminando los niveles freáticos), o bien cuando se ha roducido un descenso del nivel freático regional y la intrusión de capas de agua salinas, situadas en zonas más profundas, como consecuencia de la sobreexplotación. Es clásico el ejemplo de la región de Mesopotamia en la que la utilización de aguas de riego salinas condujo a la salinización de los suelos.

La pérdida de la productividad de las tierras fue la causa de caída de la civilización sumeria hace unos 5000 años. Hoy día se acepta que la mayor parte de los suelos bajo riego presentan algunas pérdidas de productlvidad por problemas de salinidad. El empleo de elevadas cantidades de fertilizantes, especialmente os más solubles, más allá de las necesidade os, es otra de las causas que provocan suelos que reciben estas aguas. Todas estas situaciones son muy tipicas de zonas más o menos áridas sometidas a una actividad agrícola muy intensa, como sucede, por ejemplo, en el litoral costero de las provincias de Guayas y El Oro, y especialmente en la península de Santa Elena.

En la sierra en algunos valles subtropicales como Salinas de Ibarra (Imbabura) y Catamayo en Loja se presentan estos problemas con severidad. Pág. 7 de 19 3. 2 Eliminación de las sales impedida ‘ASA II La segunda condición que se debe cumplir para la formación de n suelo salino es que la posible eliminación de las sales se encuentre fuertemente impedida. Esto se produce por la acción del drenaje y del clima. Es necesario que el agua circule lentamente, para que impregne el suelo, disuelva las sales y estas se distribuyan en el perfi sin que puedan eliminarse grandes cantidades de ellas. Ello se origina en suelos con malas condiciones de drenaje.

Por otra parte, el clima ele n también fundamental en requisito excluyente. Bajo este clima, los breves periodos húmedos provocan la disolución de las sales, y con ello su movilización, mientras que con las intensas y argas sequías se originan fuertes evaporaciones, que producen la ascensión de los mantos freáticos y al intensificarse la evaporación concentran las sales de la solución del suelo, que precipitan acumulándose en determinados horizontes del perfi . Bajo climas húmedos, las sales solubles en un principio presentes en los materiales del suelo, son lavadas y transportadas a horizontes inferiores, hacia los acuíferos subterráneos y finalmente llevadas a los océanos.

Por consiguiente, normalmente no existen problemas de salinidad en regiones húmedas excepto en los casos de contaminación agricola e industrial o en zonas expuestas a la nfluencia del mar, como sucede con los deltas o marismas. Es decir que, resumiendo, para que se puedan formar estos suelos se necesitan una serie de condiciones muy particulares y de ellas las más favorables son: 3. 2. 1 Roca madre sedimentaria con alto contenido en sales solubles. Partes bajas del relieve, como los fondos de valle y las depresiones (manto freático cercano a la superficie, zonas de recepción de aguas de escorrentía superficial e hipodérmica, suelos de texturas finas con mal drenaje). Zonas próximas al mar o a lagos salados. 3. 2. 2 Malas condiciones d Clima árido (además de es ipitaciones, la red fluvial